HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » Noticias

  Secuestro en Siria causa alarma internacional
23 de Mayo de 2012 20:00

Un miembro de Naciones Unidas en la zona de Khalidiya en Homs, Siria. Foto: AP

Un miembro de Naciones Unidas en la zona de Khalidiya en Homs, Siria.
Foto: AP

El secuestro de peregrinos chiíes del Líbano por parte de hombres armados sirios generó preocupación entre aliados internacionales y adversarios del presidente Bashar al-Assad sobre la propagación de la violencia sectaria más allá de sus fronteras.

Mientras el Gobierno libanés trataba de calmar las protestas de familias chiíes diciendo que esperaba que los hombres capturados en Aleppo el martes sean liberados "muy pronto", tanto Arabia Saudita, un enemigo musulmán suní de Assad, y Rusia, que lo ha defendido, advirtieron que la lucha de Siria podría reiniciar la guerra civil en el Líbano.

"Hay ahora (...) una verdadera amenaza de que el conflicto se extienda al Líbano", dijo el canciller ruso, Sergei Lavrov, a periodistas en Moscú. "Dada la historia y la composición étnica y religiosa de la población, y los principios en que se basa el Estado libanés, podría acabar muy mal", agregó.

El rey Abdullah dijo en una carta al presidente de Líbano, Michel Suleiman, que "Arabia Saudita está profundamente preocupada".

"Debido a la gravedad de la crisis y la posibilidad de que cause violencia sectaria en el Líbano y genere una nueva sombra de guerra civil, esperamos sus intentos de intervenir para poner fin a la crisis (...) y mantener al Líbano lejos de las luchas de extranjeros, especialmente con la cercana crisis siria", añadió el monarca.

Los rebeldes sirios minimizan el elemento sectario en sus 15 meses de levantamiento, pero la lucha en el país ha aumentado los temores de una propagación prolongada de la violencia a otras zonas de la región.

SECUESTRO

Las familias de los libaneses secuestrados cuando viajaban de regreso desde Irán a través del norte de Siria, bloquearon carreteras en barrios mayoritariamente chiíes de Beirut para exigir la liberación de los hombres que dijeron quedaron en manos de los rebeldes suníes.

Los principales movimientos rebeldes de Siria se distanciaron del grupo que mantiene secuestrados a los peregrinos.

Los familiares de los secuestrados dijeron que los combatientes en Aleppo detuvieron un autobús y dejaron libres a mujeres y ancianos.

Pero retuvieron a 13 peregrinos varones como una medida de presión contra Assad para que deje en libertad a compañeros capturados. La agencia estatal de noticias SANA dijo que había 12 prisioneros, uno de ellos un sirio.

El secuestro ocurrió luego de enfrentamientos en las dos principales ciudades del Líbano entre partidarios y detractores de Assad.

El ministro de Relaciones Exteriores libanés, Adnan Mansour, dijo a Reuters que un mediador árabe esperaba lograr la liberación de los hombres en breve: "El asunto está en curso", dijo. "Y, si Dios quiere, vamos a llegar a un resultado positivo", añadió.

La oposición política de Siria en el exilio, el Consejo Nacional Sirio, pidió a los rebeldes que ayuden a asegurar la liberación de los secuestrados.

"El Consejo insta a los oficiales del Ejército de Siria Libre (...) que se rebelaron contra la represión y la criminalidad del régimen, a hacer todo lo posible para liberar a los hermanos libaneses", dijo el CNS en un comunicado.

Los grupos de oposición dentro de Siria dicen que Assad ha provocado tensiones sectarias para dividir y gobernar, y así desalentar a las potencias árabes y occidentales de tratar de intervenir en su contra como hicieron para derrocar al libio Muammar Gaddafi el año pasado.

Assad, quien describe a sus enemigos como "terroristas", ha mantenido la lealtad, aunque a menudo a regañadientes, de una parte considerable de la población siria, incluyendo otras minorías religiosas y étnicas.

"Los desacuerdos entre suníes y chiíes están empezando a quedar al descubierto y se agravan artificialmente. Esto es muy peligroso", afirmó Lavrov.

El canciller dijo que algunas naciones tenían una "agenda oculta" de "cambio de régimen", y agregó:

"Espero que todos los miembros responsables de la comunidad internacional, las naciones islámicas, las naciones occidentales y el resto saquen las conclusiones correctas y se frenen a tiempo".

Los disturbios ha paralizado la economía del país, y el miércoles el ministro de Petróleo Sufian Alao dijo que la industria de crudo sirio había perdido alrededor de 4.000 millones de dólares desde que los gobiernos de la Unión Europea acordaron el 2 de septiembre prohibir las importaciones.

Los estados europeos compraban un 90 por ciento de las exportaciones de petróleo de Siria. Las importaciones también han sido bloqueadas, causando problemas adicionales.

La violencia ha continuado de forma esporádica en Siria a pesar de un cese al fuego mediado por Naciones Unidas y la Liga Árabe el mes pasado.

Según la ONU, las fuerzas de Assad han matado al menos a 9.000 personas desde el levantamiento que comenzó en marzo del 2011. El Gobierno, en tanto, dice que los grupos armados de oposición causaron la muerte de cerca de 2.600 soldados y miembros de las fuerzas de seguridad.

(Reporte adicional de Oliver Holmes en Beirut, Khaled Yacoub Oweis en Ammán, Daniel Fineren, Steve Gutterman en Moscú y Rania El Gamal en Dubai, escrito por Oliver Holmes, Editado en español por Patricia Avila)

AP